IMPORTANTE

lunes, 17 de enero de 2011

Pan y Rosas. sobre aborto terapeutico

Fuente: Pan y Rosas - Teresa Flores http://www.panyrosas.cl/

EL ABORTO TERAPÉUTICO EN CHILE FUE PENALIZADO POR LA DICTADURA MILITAR PINOCHETISTA EN 1989, HOY “SECTORES PROGRESISTAS” DELA DERECHA PRETENDE “DISCUTIR” SOBRE UN PROYECTO QUE LE DÉ LUZ VERDE.PUBLICADO POR: PAN Y ROSAS FECHA: 26 - DICIEMBRE - 2010

Medio millón de mujeres muere al año por complicaciones en el embarazo y parto, siendo que el Informe anual 2009 sobre ‘Salud materna y neonatal’ presentado por UNICEF, destaca que un 80 por ciento de las muertes se podría evitar si las mujeres tuvieran acceso a servicios esenciales de maternidad y de atención básica de la salud. Miles de mujeres tiene que cargar en sus vientres fetos ancefálicos durante 9 meses, que una vez que nacido no sobrevive; o fetos con diversas mal formaciones, que están destinados a la miseria, sobre todo si las familias son pobres y no tiene los medios suficientes para mantener carisimas enfermedades y tratamientos.
Hoy una vez más, se lleva al parlamento un proyecto de ley sobre el aborto terapéutico, derecho que nos fue arrancado por la dictadura pinochetista en 1989. Sectores de la derecha en su intento por cambiar su rostro ultra reaccionario se oponen a los planteamientos ideológicos y valóricos de partidos como la UDI, la senadora Evelyn Matthei (UDI) presentó en alianza con el diputado Fulvio Rossi (PS), el proyecto de ley que busca despenalizar el aborto terapéutico, en caso de riesgo de la vida de la madre o bien en caso de inviabilidad del feto. Que se discuta en el parlamento la despenalización del aborto es algo progresivo, pero ¿Cuáles son sus límites que los partidos patronales lo impulsen?
Si ya resulta aberrante que políticos de derecha se apropien de las necesidades de la población para hacer alarde de que su política se puede hacer cargo de estas demandas democráticas. Pero los mayores limites están en quines NO APROBARAN este proyecto, los dichos del diputado Gustabo Hasbún, lo demustran, quién plantea, en la entrevista al programa “mano a mano” de TVN, que “el derecho a la vida es un valor absoluto y no es relativo. El derecho a la vida no se puede relativizar a conveniencia de nadie. Yo defiendo la vida”, agregando además que “aunque la mujer sepa que el feto que lleva en su vientre es inviable fuera del útero, es un feto ancefálico o está ya muerto, tiene que llevarlo dentro hasta que el embarazo llegue a término de manera natural, porque tiene que aprender a sobrellevarlo, siendo su rol y no del hombre”. Y más aún Hasbún plantea que interrumpir un embarazo cuando se sabe que es inviable o está en riesgo la vida de la madre es “UN TEMA DE COMODIDAD” (de la mujer) ya que luego de que muere el feto, es lo mismo esperar 15 o 30 días para que los médicos hagan la inducción o la cesárea, y saquen al feto.
Proyecto está causando polémica, tanto para los militantes del conglomerado de derecha, Juan Antonio Coloma (UDI), quién comentó que se trataba de un proyecto que “debilita el derecho a la vida y es inconveniente para la correcta defensa de ese derecho, que desde nuestra perspectiva se defiende desde la concepción”, agregando que “no es resorte humano disponer de la vida”, pero sentenció que “las personas pueden tener su opinión y sus puntos de vista, sin embargo nuestro punto de vista es legítimamente distinto”. Claro está que dentro de los valores de los políticos de derecha “la vida del que está por nacer” es lo que prima, sin importar siquiera la vida de las mujeres.
Por otro lado el recién nombrado arzobispo de Santiago, Ezzati, recalcó que para la iglesia la vida “es siempre muy sagrada, y que nada ni nadie tiene el derecho de suprimir una vida humana desde el momento de su concepción hasta el momento de su muerte natural”. Dejando en evidencia que para la iglesia la vida del feto es más importante que la vida de la mujer.
Larraín (RN) amenaza con pasarse a la oposición si se legislara tal proyecto, además de prohibir que las matronas en los consultorios puedan recetar la píldora del día después. Piñera en la misma linea dice: ”El faro de los valores nos debe permitir iluminar el camino (…) Es bueno que nuestro Gobierno, nuestros ministros y subsecretarios, tengamos siempre presente los valores que inspiran nuestra acción y deben ser ese faro: el valor de la vida, especialmente del que está por nacer”.
Un proyecto impulsado por militantes de la derecha, no nos asegura nada, porque mientras que una diputada plantea el proyecto, trata a las mujeres como irresponsables por querer decir sobre su cuerpo: “una cosa es el derecho a decidir cuando tu vida esta en peligro y otra es el derecho a decidir cuando el feto es inviable y otra, es el derecho a decidir cuando en realidad no tenis ganas, porque no usaste la píldora. Hay un tema a mi juicio de responzabilidad… porque hay muchos métodos para prevenir el embarazo” (The Clinic 23.12.2010) se le olvida a la señora Mathei, que por culpa de su gobierno que las matronas no pueden recetar anticonceptivos, que hay alcaldes de su partido que no permiten repartir la píldora del día después; tampoco parece estar enterada de que las mujeres tenemos trabajos precarios con bajos salarios, no tenemos garantizado el acceso a anticonceptivos de calidad. Se le olvida que su conglomerado es el que impone una educación sexual impulsada por la moral de la iglesia, donde los adolescentes nos tienen acceso a la información necesaria para su desarrollo. Se le olvida que fue Lavín que saco los manuales de sexualidad. Que descaro!
¿Las mujeres pobres y trabajadoras queremos seguir bajo este gobierno reaccionario que nos prohíbe el acceso a la píldora del día después, y nos arroja a míseros derechos reproductivos?En otras palabras, en este gobierno de derecha, las mujeres pobres, estudiantes y trabajadoras tendremos que cargar con un feto muerto, aunque esté en peligro nuestra vida, sin derecho a poder decidir cuando ni cuantos hijos/as tener, ya que ni siquiera existe una educación sexual de calidad, ni tampoco medios anticonceptivos a nuestro alcance.
Aunque este proyecto que intenta legislar respecto al aborto terapéutico sea un avance y halla puesto en el tapete nuevamente la necesidad de discutir al respecto, no termina por develar, y lejos de solucionar, la real situación con respecto a los derechos reproductivos, los embarazos no deseados, la situación de cientos de niños y niñas que nacen en este país y en todo el mundo, arrojados a las precarias condiciones de vida que el capitalismo depara a los más pobres, dentro de los cuales las mujeres somos las que más sufrimos, sin siquiera poder decidir cuántos hijos/as tener, sin una educación sexual de calidad, sin medios anticonceptivos que nos protejan para nunca tener que pensar en un aborto… ¿Qué pasará entonces con las mujeres que sean violadas, tendremos que llevar en nuestros vientres hijos/as de violadores, y es más; tendremos que ver crecer el fruto de una violación?. Aunque se logre legislar una ley que regule el aborto terapéutico, este no resolverá las miserables condiciones de vida en que nos encontramos cientos de mujeres pobres, trabajadoras, estudiantes, adolescente,porque con la sola despenalización las trabajadoras y pobres no podrán pagar los altos costos de estas intervenciones (porque en el capitalismo cualquier derecho puede transformarse en un negocio), a lo que accederemos será a abortos terapéuticos en las mismas condiciones de los abortos clandestinos, pero no seremos penalizadas. Puede ser un avance, pero no la solución final a nuestros problemas. Es necesario que conquistemos el derecho al aborto legal, seguro y gratuito.
Es necesario que luchemos por que el aborto sea un derecho para todas, garantizado por el estado de manera gratuita y segura, así aseguramos el acceso para las mujeres pobres, trabajadoras y jóvenes, y evitamos el negocio clandestino en torno a éste y todas las secuelas físicas y psicológicas, muertes y privaciones de libertad que el aborto clandestino trae consigo. Previo a esto y de manera de prevención exigimos acceso a métodos anticonceptivos de calidad y gratuitos en los centros de salud pública, para que no sean sólo aquellas con los medios económicos quienes puedan acceder a ellos. Para poder decidir totalmente sobre nuestros cuerpos, es que también es necesaria una previa educación sexual de calidad, ajena a la moral conservadora y oscurantista de la iglesia.

¡POR ANTICONCEPTIVOS DE CALIDAD Y GRATUITOS EN TODOS LOS CENTROS DE SALUD PÚBLICA! - ¡ NO AL LUCRO DE LAS FARMACIAS!
¡POR EDUCACIÓN SEXUAL SIN LA MORAL DE LA IGLESIA! - ¡SEPARACIÓN EFECTIVA DE LA IGLESIA Y EL ESTADO¡
¡LEVANTEMOS COMISONES DE MUJERES EN TODOS LOS LUGARES DE TRABAJO, DE ESTUDIO Y POBLACIÓN!
¡CONFIANDO SÓLO EN LA ALIANZA CON LOS TRABAJADORES Y EL RESTO DE LOS OPRIMIDOS LUCHEMOS POR CONQUISTAR TODAS NUESTRAS DEMANDAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada