IMPORTANTE

domingo, 20 de enero de 2013

Linea de Investigación Cuerpo, Salud y Política

 Presentación

            Línea Cuerpo, Salud y Política

                Ningún cuerpo al azar. Ningún cuerpo sin ley. Ninguno que pudiera mirarse en la pureza de una constitución completamente natural. En el cuerpo se inscriben las leyes de la sociedad –como diría Michel de Certeau; los cuerpos son disciplinados, hechos dóciles, para dar forma a los sujetos convenientes para los órdenes dominantes como diríamos con Michel Foucault; es más, el orden social no es otra cosa que el orden de los cuerpos, dirá Pierre Bourdieu. Incluso ese “cuerpo”, en tanto registro separado, en tanto espacio material aparentemente inerte, ha debido inventarse durante un buen período de tiempo, ha debido separarse de la persona, de la sociedad, del cosmos. Y con ello se ha implantado ya un nuevo orden, propiamente moderno, el cuerpo social ha producido un área de intervención separada, ha dispuesto así la separación dualista, ha impuesto el predomino del pensamiento sobre el cuerpo y la imaginación. Se actuará sobre él, y se inscribirán en él, lenta y profundamente, las jerarquías más diversas.
                En este proceso, la aproximación terapéutica al cuerpo jugó y juega aún un papel fundamental. El predominio de la medicina científica, avanza junto a la hegemonía de la racionalidad instrumental, es su forma de entender el cuerpo y su salud. El pensamiento cartesiano no hubiera podido despreciar el ámbito del cuerpo, sin los cadáveres de Vesalio, y la anatomía. El proceso de medicalización de la sociedad, la intervención de los médicos y su saber en vías de legitimación, transporta innegablemente concepciones morales de una clase también en ascenso, es también medio de incorporar, de hacer carne ciertos valores, ciertas formas de ser y de ver el mundo, cierto habitus.
                Entonces, ningún azar en los estilos de formación médica, en las formas de intervención. Hemos de preguntarnos siempre al acercarnos al cuerpo individual que se enferma ¿Qué cuerpo aparece allí? ¿Qué cuerpo se define, se juzga necesario de intervenir, y se interviene? ¿Cómo, para qué, recurriendo a qué elementos? No hay forma de aproximarse a estas preguntas sin hacer referencias a la sociedad en donde se insertan las prácticas terapéuticas, a los procesos que hacen legítimas unas y proscriben otras, a las fuerzas políticas, históricas, económicas que definen los contornos institucionales, a las prácticas hegemónicas y sus resistencias.
                En el contexto de la salud se ubican violencias institucionales directas, negligencias, abusos, abandonos, formas médico-jurídicas de control, de juicio, de relegación. Mediante las prácticas terapéuticas se define un cuerpo, y por tanto hacia dentro su relación con una subjetividad, una individualidad, una “mente” o “alma” o “espíritu”, con una persona. Y hacia fuera, con una institucionalidad, pero también con un cuerpo no individual, con la sociedad, con el cuerpo anterior al cogito cartesiano, es decir, como señala Le Breton con un cuerpo y una comunidad perdidas.
                Tenemos por objetivos, incentivar, producir y visibilizar investigaciones que aborden el cuerpo, y su salud,en tanto enfrentamos un cuerpo atravesado por el carácter político que aquí adquiere. Junto a la discusión, fomento y difusión de una perspectiva no homogénea, pero que pretende abordar los puntos de vistas divergentes, sus genealogías conflictivas, los intereses enfrentados, los imaginarios desplegados, las apuestas enarboladas respecto al cuerpo. En síntesis, todo el misterio político que se cierne sobre el cuerpo y su salud.
               


                Líneas de investigación 

  • Cuerpo y procesos de medicalización de la vida.
  • Cuerpos legítimos. Discapacidades, sexualidad, tecnologías de la belleza, etc.
  • Los cuerpos arruinados. La desigual distribución de las prácticas médicas.
  • Institucionalidades, medicalización y prácticas de resistencias. Tensiones entre la clínica y otras prácticas    terapéuticas y organizativas.
  • Las potencialidades del poder terapéutico sobre el cuerpo. Política, moral y ética del autocuidado. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada